Carmen Lozano 06/02/2016 - Diario Córdoba

Plasmar en un logo los 75 años de este rotativo ha sido una gran "satisfacción" para Pepe Amate, que asegura que "el blanco y el rojo son colores que siempre relaciono con Córdoba".

leer más

Carmen Lozano 06/01/2016 - Diario Córdoba

El pintor cordobés Pepe Amate no ha podido empezar mejor el 2016. Barcelona y la ciudad norteamericana de Dallas mostrarán algunas de sus obras a partir de mañana, en el primer caso, y del día nueve en EEUU. En esta ocasión, la música es la protagonista de sus obras, una temática a la que vuelve "sin haberse ido nunca".

leer más

04/12/2015 - Diario Córdoba

DOS CUADROS del pintor cordobés Pepe Amate se exponen desde ayer y hasta el 9 de enero en la Galería Now de A Coruña.

leer más

P.C.A. 13/11/2015 - Diario Córdoba

El pintor cordobés José Amate participa en la exposición colectiva Indoors (Interiores), que fue inaugurada ayer en la galería madrileña Feeding Art, en el barrio de Malasaña.

leer más

F.A. Carrasco. 22/10/2015 - Diario Córdoba

El pintor cordobés Pepe Amate, colaborador del suplemento cultural de este periódico, Cuadernos del Sur, expone tres cuadros sobre Madrid ("una de mis ciudades emblemáticas") en la muestra colectiva multidisciplinar Una ventana a Malasaña.

leer más

Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental. 03/11/2013.

La edición de la Noche de la Psicología que versará sobre "Psicología y Arte"
ha contado con la colaboración del pintor Pepe Amate para ilustrar el cartel
con unas de sus obras y su participación en dicho evento.

leer más

Este año el Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental celebrará su cita anual de la NOCHE DE LA PSICOLOGÍA en Córdoba, la ciudad de las culturas, el viernes 8 de noviembre de 2013 en colaboración con la Fundación para la Formación y la Práctica de la Psicología (FUNCOP) y Bodegas Campos.

Esta edición de la NOCHE DE LA PSICOLOGÍA versará sobre "PSICOLOGÍA Y ARTE", conjugándose el mundo de las emociones y la expresión artística a través de la participación de diferentes artistas. También se podrá disfrutar de la exposición de algunas de las obras de los artistas invitados.

Jaime Jurado.

El pintor entiende el cuadro como una conversación:
una palabra de más...
una pincelada de más...
distorsiona el mensaje.

leer más

Pepe Amate partiendo de unos excelentes fundamentos técnicos, estructura una obra de esmerada belleza con un peculiar concepto estético plenamente actual, donde la armonía es uno de los conceptos clave.

El principal mérito de la pintura de Pepe Amate radica en los silencios y en el entramado de las tensiones que genera. El artista sabe cuáles son los límites de su lenguaje y opta por guardar silencio cuando lo esencial está ya explicado, un principio de la pintura abstracta pero que Pepe Amate incorpora a un tipo de momento basado en el sueño.

En todo caso, los méritos formales de Amate descansan también en un juego de manchas de color y líneas expresivas en perpetua y equilibrada tensión; sus cuadros están hechos con insinuaciones realizadas desde una paleta que se resiste a poner límites a sus posibilidades, a cerrar el mundo que representa, cediendo el protagonismo a un espectador que tendrá que completar la aventura propuesta.

Realizar un cuadro es para Amate la posibilidad de ir más allá de sí mismo, de romper con las barreras que nos impone nuestra propia naturaleza y que separan al hombre de su entorno. Supone la necesidad de confundirse en el todo informe de la materia y en sus obras, e incorpora frecuentemente caligrafías y signos muy característicos.

Juan Cantabrana

Alma de alguien, que busca su propia historia o lo inalcanzable. Estampa de un color; observación estática, de la mente paralizada por un hecho total; fortuito, a veces instantáneo y definitivo ya en el tiempo.
El 7 "cósmico", coincide hoy, en el principio de un hijo de Pepe Amate, cuya obra nos sobrecoge, quizá a la manera del Gernica, que produce el espanto del instante del hecho, cuando la visión humana sólo limita en blanco y negro.

Enrique Bellido. 13/05/2009 - El Día de Córdoba

NO resulta fácil que el paso de los años, en una sociedad tan fluctuante como la que nos ha tocado vivir y en la que continuamente nos sentimos bombardeados por focos de influencia, nos permita mantener en pie muchos de nuestros principios, ya sean éticos, políticos e incluso artísticos y culturales.
Dejar de ser yo para convertirse en ese otro que la sociedad modela, representa un ejercicio harto frecuente a través del cual nos adaptamos a multitud de disfraces haciendo que, al final, la ficción supere, con mucho, a aquella realidad que fuimos o que tal vez en algún momento deseamos ser.

leer más

Lo blanco pasa a convertirse en negro, evolucionando sobre los velados grises de las circunstancias, y el negro es travestido al blanco, sin pudor alguno, en un proceso de decoloración inaudito.

En medio de tanto ejercicio de mudanza, a veces nos encontramos un poco usual contraste rojo, que a modo de zumo cardiaco nos deja en evidencia entre nuestro pasado y futuro.

Todavía yo, ese es el lema que el pintor cordobés Pepe Amate ha aplicado a la exposición que nos presenta en la Sala Cajasur de Gran Capitán.

Unos cuadros de grande, mediano y pequeño formato en los que sobre superficies tan distintas como puedan ser los significados que el pintor pretende encerrar en las áreas rectangulares, el blanco y el negro, las veladuras de ambos, y un inquietante rojo, conforman todo un universo de mensajes, capaces de ser captados individualmente con interpretaciones dispares.

Porque mientras existen pintores que plasman fielmente aquél modelo que se sitúa ante ellos, sea animado o no, los hay que prefieren jugar con la realidad, la que les rodea y aquella otra que viven más íntimamente, transformándola en color y formas, de manera que la sugerencia mueva al espectador a crear su propio mundo, en muchas ocasiones sin conexión alguna con aquel otro de quien firma la propuesta.

Éste es el caso de Amate, un pintor que construye sueños con las manchas, como él mismo expresa en la dedicatoria de la exposición, y al que le interesa la pintura que va más lejos de aquello que pueda contar. La que provoca un cierto nivel de emoción y esconde algo ininterpretable.

Y ciertamente lo consigue en esta exposición en la que busca expresarse como realmente es, con el pantalón corto de la niñez, lejos de los influjos que la comercialidad exige al pintor, en un esfuerzo, espero que no el último, por comunicarse con el observador sin intermediarios. Una obra en la que el pintor no sólo busca enfrentar la tesis con su antítesis, sino encontrar nexos de unión entre ambas, a veces escasamente nítidos o claramente complejos, y, en otras, suavemente uniformes, trasladándonos con ello a esa realidad social del complejo mundo de las ideas, de las opiniones que nacen en defensa de aquellas, tan difíciles a veces de aunar o tan fáciles de conciliar siempre en función de la integridad moral de quienes las encarnen.

Amate es un artista singular. Cierto que la mayoría de ellos lo son, pero en Pepe, que es además amigo, se da la circunstancia de encerrar una personalidad inquieta, alejada, como él también reconoce, del misticismo y negada a encerrarse en sí misma a la búsqueda de vida interior.

Es de aquellas personas que a lo largo de su vida han ido tomando decisiones huyendo de la comodidad, de lo socialmente establecido, para adentrarse en el campo de lo comprometido, tanto laboral, como social y también afectivamente, para culminar en lo artístico como forma de expresión posiblemente más compleja o, al menos, más integradora de todas sus facetas.

Su trayectoria pictórica así lo atestigua, innovando en los materiales, transgrediendo con armonía las formas e indagando en los colores para obtener de todo ello un resultado final que el considera fundamental: que el espectador se sitúe ahí, frente al cuadro, indagando en él.

Dice Pepe Amate, en la presentación de su obra, que esta se puede maximizar o minimizar, en alusión a la capacidad de la misma para generar rechazos o adhesiones. Lo cierto es que no deja indiferente e incluso invita a convertirse en compañera estética y silenciosa de nuestro entorno cotidiano.

No dudo que vale la pena dedicar unos minutos a recorrer la cómoda sala de exposiciones de Cajasur, detenerse en cada uno de los cuadros, intentar identificar su título con aquello que nos sugiere la pintura y regresar, subiendo las escaleras, a nuestra cotidianeidad, con la sensación de haber indagado en la personalidad del pintor y en nuestro subconsciente.

Amparo Molina. 21/01/1998 - Diario Córdoba

La carencia de figuración se ha asociado a menudo con el término "abstracto", y, en realidad, no hemos caído en la cuenta de que este concepto artístico puede estar relacionado con el concepto lingüistico que defino la palabra "abstraer" como separar intelectualmente las cualidades de un objeto o experiencia para considerarlo por partes, o tomarlo en su pura esencia, y esto no puede ser en absoluto fruto de la casualidad.

leer más

El concepto de abstracción ha sido de forma permanente en el mundo ajeno al arte desvirtuado y confundido con el informalismo.

Desde luego, cada artista que trabaje de esta forma con su mente resuelve su obra de manera distinta según sus propios principios y capacidades. Sin embargo, sólo la coherencia, visible y sensible en el resultado, nos dará la certeza de su autenticidad y valor.

Esto ocurre con la exposición que Pepe Amate, exhibe en Studio 52 hasta hoy. La coincidencia metódica de estas pinturas por otra parte absolutamente distintas entre sí, revela la intencionalidad de un proceso realmente asumido y coherente que si bien no llega a ser del todo alcanzable en el plano semántico, ofrece desde luego la garantía de la empatía que consigue con la estructuración de su lenguaje, que nos transmite en esencia al trasfondo de la obra.

De la visible fuerza del resultado puede desprenderse que no tiene por qué prescindirse de la armonía y el equilibrio en la representación de las impresiones positivas o negativas que nos ocasiona nuestra experiencia del mundo, por grave que sea su magnitud. Un equilibrio y una armonía excepcionales que se basan en mínimos elementos, y por ello aparentan ser algo sencillo, como la solución de un enigma sobre el que hemos sabido resolver. Así, esta bella especialidad en blanco, negro y rojo, de trazos seguros y efectuados con jeringuilla sobre un mar de materialidad, se nos presenta como un descubrimiento, como algo familiar y esperado a pesar de su patente originalidad.

Le letra acompasada.

En realidad, los grafismos de letra acompasada y precisa que parecen en principio arrojar luz textual, pierden interés como tales para convertirse en trazos blancos que complementan una composición estudiada para su armonía desde todos los ángulos; y las figuras humanas pasan a ser siluetas, manchas grises que no resuelven el entramado semántico desde su figuración aparente, si no desde una emocionalidad tan sincera, introspectiva, reflexiva y canalizada por el intelecto que se transforma en esencial y establece una clara empatía, desde ese estadio básico e igualitario, entre la experiencia vivencial del autor y la del público.

Juan A. Fernández. 05/12/2012 - Diario Córdoba

Pepe Amate es uno de los pintores del arte moderno de mayor proyección a nivel andaluz, cuya pintura se ha prodigado a través de exposiciones individuales y colectivas por toda España y a nivel internacional.

leer más

Redacción. 07/12/2012 - Lucena Hoy

Las tensiones que genera y el equilibrio entre las manchas de color y las líneas expresivas caracterizan a Pepe Amate,
vinculado a Lucena por motivos sanguíneos y familiar de Francisco Aguilera Amate.

leer más

Gema Genil. 05/05/2009 - Diario Córdoba

Este pintor cordobés es un artista tajante que sabe lo que quiere y dónde lo quiere.
Pepe Amate les dice a sus espectadores que ellos forman parte de la exposición, porque su aportación también es importante.

leer más